A peces

De: Rafa Casuso

07 28 pm

Categoría: Costumbres y tradiciones

12 comentarios

Dos jargüetos, una buena lubina, tres peces pequeños y la tranquilidad del lugar

Anuncios

12 comentarios el “A peces”

  1. espera la gran ola? je, por lo menos garantizado que momas (mules) del puerto con sabor a petróleo no pilla ahi 😉 Jeje me voy unos días de vacas y hale cuánta foto!!! muy bien, claro que sí hay que inmortalizar cada rincón de la tierruca que para eso se ve tan bonita! un abrazote!

  2. Oye Cris parece que no eres de la tierruca ya quisiera una moma ser un mule xDDD… je jejj..je…
    En vez de a vacas vete a peces.
    Hay quien elabora buen puding de momas o de porredanos y hasta escorpiones. Yo cuando caen detesto quitarlos del anzuelo por lo resbaladizos que son y no digamos en el caso del pez escorpión con sus tres sables.

    Ahhh y respecto a lo de la ola supongo que te referirás a esas sinergias intermareales que tienen su explicación esa “gran ola” son en realidad tres, y la gente de la mar las llama las “tres marías”, que dan lugar a una “quedada” en las que aparece una relativa calma y todo ello independientemente del estado de la mar. Aún así con la mar belluca se hacen notar. También en los litorales donde hay mas carrera o diferencia intermareal el fnómeno resulta más acusado. Es perfectamente cronometrable la cadencia entre ellas, y el periodo de calma, de ahí que los perceberos arriesguen al máximo sabedores de estos misterios que entrañan las aguas, aunque desgraciadamente a veces arriesguen hasta el límite fatídico.
    Soy estudiante de Caminos en Cantabria y desde que llegué me apasioné por el estudio de las energías mareomotrices, en las que esta Escuela es de las pioneras.

    A todo esto: bonitas fotos Rafa, a cerca de milla y media de ese sitio secreto suele haber buenas doradas.

  3. jeje, pues sí que soy de la tierruca Irina, pero ya veo que eres una apasionada y entendida del mar, sigue estudiando que llegarás a buen puerto ;-).

    Verás, para mi un mule de los del puerto, de esos que se llenan de grasa y aceite de los barcos y botes a motor y otras porquerías que se tiran al mar, se llama también moma, así lo he escuchado desde pequeña, el término es simplemente por lo “amomados” que están, pobres, no me extraña, abren la boca moa,moa,moa, como si les faltara oxígeno para respirar. Creo que las momas son unos peces muy bonitos del mediterráneo, no sé yo si mule o moma, quién tendría que envidiar a quien, je. En cualquier caso yo no me refería a esas momas sino a los mules del puertuco que están como amomados, je.

    No sabía lo de las tres marías! gracias por la info Irina! para mi la gran ola es la séptima, je y si los percebeiros contabilizan los períodos de calma entre olas para andarse con cuidado yo lreconocía la “séptima” desde pequeñina en la playa para nadar sobre ella y llegar hasta la orilla sin mayor esfuerzo 😉

    A peces o a vacas, ya me gustaría a mi estar de relax ahora mismito y con un pudding de esos que nombras jajaja

    Saludetes a todos!
    Cris

  4. Bonita fotografía, Rafa. Echo de menos este año el sol sobre las rocas y la arena…Parece que se resiste a salir este verano como debiera…

  5. Pero Cris, que aquellos mules macilentos que veíamos evolucionar junto a la machina rodeados de mocordos ya pasaron a mejor vida con el saneamiento de la bahía.
    Eran los famosos mules cagalones que decimos en Puertochico.
    Ahora se les vé lustrosos y hasta apetecibles. dónde va a parar je je je… Admás el mule es pescado blanco y de carne suculenta. Ímagínate la lubina, pues de textura menos fina y de sabor algo más bravío. Cuando se venden en la plaza, porque suelen entrar en las redes de arrastre de las parejas no se venden nada baratos y es que cociditos o al horno con vinagreta están que no veas…
    Y con respecto al sabor a petróleo lo mismo pasa, ya no atracan nii fondean mercantes en plena bahía como antaño. Cuando reciben el despacho de entrada van caminito de Raos y a poco gas. Y estibando o desestibando son unos cagaprisas por lo costoso que resultan las tasas por horas de amarre en los muelles, como debe ser.
    Ahora nuestra bahía está inmensa en todos los sentidos.
    De verdad insisto Cris, la moma es otro tipo de pez, que nada tiene que ver. A veces a una persona cuando es tímida, o parada o de pocas luces también solemos decir este es un “moma”, o un “moma albardada”.

  6. Se me olvidaba despedirme, saludos cariñosos.

  7. je, vaya vaya Irina conocedora como pareces de tantos vocablos de antaño es curioso, no pareces estudiante de Caminos ¿será que el estudio de la bahía hace más sabias a esas generaciones que cuando se hizo saneamiento de la bahía, allá por el 2001 debían tener apenas unos 14 años? 🙂

    En cualquier caso te felicito por estar tan documentada y tan enamorada de la bahía de Santander como yo y como solía decir mi madre… para ti la perra gorda!! jaja, es un dicho muy antiguo para darle la razón a alguien, no sé si lo conocerás.

    Saludetes a todos!!
    Rafa, pon otra foto de peces que el tema parece que tiene audiencia, je

  8. Ehhh Cris… He de decirte que me gusta lo auténtico y en nada me parezco a esas personas que van emperradas con “su razón” a ultranza. Soy humilde pero demasiado observadora, me fijo sin querer y hay cosas que me sorprenden.
    Dudé de tu origen santanderino por el error creéme que -garrafal-, de confundir a una moma con un mule. Porque te diré que eso es imperdonable.
    También me extraña ese afán de abusar de dichos de aquí, que por el tono de afectación empleado suena falso. Algo que sólo en los oriundos suena natural porque nos sale… No te enfades pero esto es así.
    Respecto a tu deducción de que yo tendría 14 años cuando se llevó a cabo el saneamiento de la bahía y que son pocos años para calificarlo de ‘antaño’ tienes toda “la razón y no digo más porque la prudencia es mi aliada.
    Recuerdo como de manera simultánea se construyó durante dos largos años, que se hicieron interminables, el mastodóntico aparcamiento de Castelar que nos tuvo en jaque a los vecinos por las incomodidades sufridas. Más todo el levantamiento de las losas de piedra de los muelles para cambiarlas por los tochos del granito de las inagotables canteras de Porriño. Todo en parte gracias a los fondos de la CEE.
    Con todo esto y sin ser de las que piensa que Santander y Cantabria es lo mejor del mundo, estoy entre los que no queremos una Cantabria infestada la querems, in finita, in mensa, in tima, in olvidable.
    Saludos cariñosos.

  9. 100% santanderina, nacida, criada y aunque ahora trabaje fuera y haya vivido fuera, la tierruca que no me la toque nadie, ein!!.

    El otro día volví a preguntarle a mi padre por las “momas”, eran los mules pequeñitos y amomados, mis padres los llamaban así, pregunta por ahí, quizá alguien de esos años tambien, contra las tradiciones familiares yo no voy a ir, je 😉

    Yo también quiero una Cantabria in, me apunto a eso. Te he dejado un comentario en mi blog y si tienes un correo para poder escribirte pues dejamos un poco el pobre blog de Rafa jajaja para comentar lo que quieras sobre lo que quieras, vale?.
    Saludetes y gracias por tus comentarios

  10. Ja… ja… ja…

  11. Afternoon! I am new to the site I hope this is the right place to introduce myself.
    Anyway I wanted to say hi http://www.homeinternetjobs.com.au/reviewslaptops.gif

  12. Good article it’ s really clear, i will try it! Very good article and blog, poker is good to !


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: